Publicado en Exámenes

Protestar a Egea

Prueba de comprensión lectora para un grupo de estudiantes Erasmus de nivel Intermedio ( nivel 4)

  • Poetas y amigos de Javier Egea reivindican en un homenaje la publicación y vigencia de la obra del autor de ‘Paseo de los Tristes’

18.11.09

‘Soledades eternas’ es el título del homenaje que el Ateneo de Granada rinde al poeta Javier Egea. ‘Soledades’ era también el título del deseo incumplido del granadino: la publicación a modo de antología de ‘Paseo de los Tristes’, ‘Troppo mare’ y ‘Raro de luna’. Los organizadores de estos actos en recuerdo de Egea señalan que «una década más tarde de su muerte, muchos de sus lectores se tienen que conformar con fotocopias, ya que sus libros no se encuentran en los anaqueles de ninguna librería; y otros muchos no conocen más que poemas que han leído en alguna antología o bien en páginas sueltas de Internet».

Amistades

Álvaro Salvador considera que «Egea ha sido uno de los poetas más importantes que Granada ha aportado a la poesía española en la segunda mitad del siglo XX». Con una actitud absurda, sus herederos se niegan a editar la obra de Javier Egea.

El poeta Francisco Díaz de Castro conoció a Egea «en los últimos años de su vida, en Granada, de la mano de sus amigos Álvaro Salvador y Luis García Montero». Destaca de aquellas reuniones «la gracia especial que ponía Javier en su sátira de ciertos intelectuales a los que ‘veía venir’». Díaz de Castro admira «la conciencia de lo real que nutre sus versos y el intenso trabajo de lenguaje que los construye». «Para mí -prosigue- ‘Paseo de los Tristes’ es uno de los grandes poemas del siglo, y ‘Raro de luna’, una puerta que se dejó abierta para siempre».

Joan Margarit (Lérida, 1938) conoció  al autor de ‘Troppo mare’ en sus visitas y lecturas a Granada. «Era -dice- un poeta al que seguía y que se encontraba entre mis lecturas contemporáneas». El catalán afirma sentirse más próximo a la generación de García Montero, Egea y Álvaro Salvador que a la propia, «porque estoy en un territorio intermedio entre Gil de Biedma y Carlos Barral, y estos poetas de Granada». «Sentí lo suficiente Javier Egea como para irme a la Isleta del Moro, donde escribió ‘Troppo mare’. Allí concebí  ‘Costa de poetas’, un texto que le dediqué en mi penúltimo libro».  «Javier Egea es un poeta perdido», concluye Margarit.

Al autor leridano Pere Rovira le unía a Egea «la poesía y la afición a la caza». «Creo que hablábamos más de cómo nos había ido la caza que de poesía». Se confiesa admirador de la poesía del granadino, «y fue una desgracia enorme su muerte, porque era uno de esos poetas a los que había que seguir». «Su obra -añade- está vigente porque era un autor de gran calidad». Desconoce la impronta de Egea en los más jóvenes, «pero más que fijarse en su faceta extraliteraria me gustaría que lo hicieran en sus poemas».

Los herederos no saben

José Carlos Rosales señala que lo más vigente de Javier Egea es «su actitud ante la misma poesía y su comportamiento ético». En cuanto a la ausencia de los poemarios de Egea en las librería, Rosales indica que «se debe a la mala gestión que se hace de la memoria de los poetas, porque los herederos no saben que hacer con sus obras».

(adaptado de ideal.es)

Contesta a las siguientes preguntas:

1. Según la noticia, el poeta Javier Egea murió en 1999.

a) verdadero.

b) Falso.

2. Javier Egea no vio cumplido en vida su deseo de publicar, a modo de antología, un libro titulado Soledades eternas .

a) verdadero.

b) Falso.

3. Según el texto, Javier Egea escribió ‘Costa de poetas’ en La Isleta del Moro.

a) verdadero.

b) Falso.

Publicado en Exámenes

Elegía a la muerte de Ramón Sijé

Para la comprensión auditiva de la prueba de salida de un grupo nivel 8, compuesto por 8 estudiantes estadounidenses y un estudiante italiano, les puse a los alumnos este karaoke con el poema de Miguel Hernández para que contestasen a las preguntas siguientes:

1. Miguel Hernández dedica este poema.…

a) al nacimiento de su hijo.

b) al cumpleaños de un amigo.

c) a la muerte de un amigo.

2. Ramón Sijé murió muy joven

a) Verdadero.

b) Falso.

3. Miguel Hernández quiere…

a) resucitar a su amigo.

b) enterrar a su amigo.

c) rezar por su amigo.

Publicado en Exámenes

La huelga de hambre como acto terrorista

La huelga de hambre fue uno de los conceptos que Mohandas Karamchand Gandhi introdujo como innovador método de lucha, rechazando el enfrentamiento armado y predicando la no violencia como medio para resistir al dominio británico de la India. Una huelga de hambre es, por tanto, una medida de presión a la que se recurre para llamar la atención por una injusticia cometida, de manera clara y manifiesta, sobre una persona  o un grupo de ellas, exigiendo soluciones al problema. Pero, desgraciadamente, también hay huelgas de hambre para todos los gustos. Así en España tenemos casos tan ridículos como el protagonizado por el que fuera alcalde de Marbella, Julián Muñoz, quien acabó de golpe con seis días de ayuno voluntario engullendo un plato de macarrones con chorizo (muy apropiado), pescado y postre en la cárcel donde habitaba. ¿Que qué reclamaba? Un mejor trato mediático para su novia, la folclórica Isabel Pantoja. Otras huelgas de hambre son dudosamente reivindicativas, como la del torero granadino José Antonio Cejudo, El Güejareño, que consiguió entrar en el último cartel de la Feria del Corpus -las fiestas grandes de la ciudad de Granada- presionando con dicha medida. ¿Y cuál fue la injusticia que sufrió? Al parecer, el empresario taurino responsable de la corrida le había prometido verbalmente, durante el transcurso de una cena llena de efluvios, que iba a torear en el Corpus. E incumplió su palabra. El torero abandonó la huelga de hambre un viernes, 10 días después de comenzarla, porque tenía una corrida al domingo siguiente; y según declaraciones del médico y quienes le vieron en la plaza de Vallcabra, “llegó en mejores condiciones de lo que se esperaría tras más de una semana sin comer”, por lo que me da por imaginar que igual se mantuvo alimentado a base de zamparse por la noche, a escondidas en su coche donde dormía, bocadillos de mortadela con Tulipán. Y la duda me entra después de haber visto hoy, mañana en la que comienza la quinta semana en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote de Aminetu Haidar, una foto hecha por un amigo hace pocos días en la que se aprecia la seriedad de la situación y el grave deterioro de esta activista saharaui. Aminatu tiene al toro cogido por los cuernos; lo que no sabemos es el tiempo que podrá seguir resistiendo.
 
Aparte de todas las consideraciones políticas y humanitarias que esta situación ha provocado, y acabe de la forma que acabe, a mi se me plantean las siguientes preguntas, ¿podrían ser las huelgas de hambre utilizadas en un futuro como acciones terroristas por aquellos a quienes no les importa inmolarse en nombre de una divinidad?¿qué pasaría si de repente en fronteras de todo el mundo se multiplicaran las huelgas de hambre sustituyendo a los cinturones explosivos?¿causaría terror en la sociedad civil una serie de muertes en cadena por voluntad propia?¿podrían las democracias occidentales dejar morir en sus territorios a seres humanos?¿qué se podría hacer con esos imaginarios terroristas del ayuno?¿ingresarlos forzosamente en hospitales?¿recluirlos en centros?¿encarcelarlos? ¿matarlos?
 
PREGUNTAS
 

1. En el texto se dice que Julián Muñoz inició una huelga de hambre…

a) para que su novia fuese mejor tratada en los hospitales.

b) para que la prensa y las televisiones fuesen menos agresivos con la folclórica.

c) para que Isabel Pantoja comiera menos.

2. En el texto se dice que…

a) el torero granadino El Güejareño estuvo diez días comiendo sólo bocadillos.

b) José Antonio Cejudo dejó de comer para torear mejor.

c) el torero José Antonio Cejudo estuvo diez días sin comer.

3. En el texto se dice que…

a) Aminatu Haidar lleva un mes en huelga de hambre.

b) la activista saharaui ha cumplido su quinta semana en huelga de hambre.

c) en la foto Haidar está muy seria por la situación.