Publicado en Literatura

Hermana Marica – Luis de Góngora y Argote

Luis de Góngora y Argote, además de sus obras mayores y de su teatro, dejó escrito numerosos romances, algunos costumbristas como este, con rima asonantada y versos de seis sílabas y un final picantón.

Hermana Marica,
Mañana, que es fiesta,
No irás tú a la amiga
Ni yo iré a la escuela.

Pondraste el corpiño
Y la saya buena,
Cabezón labrado,
Toca y albanega;

Y a mí me podrán
Mi camisa nueva,
Sayo de palmilla,
Media de estameña;

Y si hace bueno
Trairé la montera
Que me dio la Pascua
Mi señora abuela,

Y el estadal rojo
Con lo que le cuelga,
Que trajo el vecino
Cuando fue a la feria.

Iremos a misa,
Veremos la iglesia,
Darános un cuarto
Mi tía la ollera.

Compraremos dél
(Que nadie lo sepa)
Chochos y garbanzos
Para la merienda;

Y en la tardecica,
En nuestra plazuela,
Jugaré yo al toro
Y tú a las muñecas

Con las dos hermanas,
Juana y Madalena,
Y las dos primillas,
Marica y la tuerta;

Y si quiere madre
Dar las castañetas,
Podrás tanto dello
Bailar en la puerta;

Y al son del adufe
Cantará Andrehuela:
No me aprovecharon,
madre, las hierbas.

Y yo de papel
Haré una librea
Teñida con moras
Porque bien parezca,

Y una caperuza
Con muchas almenas;
Pondré por penacho
Las dos plumas negras

Del rabo del gallo,
Que acullá en la huerta
Anaranjeamos
Las Carnestolendas;

Y en la caña larga
Pondré una bandera
Con dos borlas blancas
En sus tranzaderas;

Y en mi caballito
Pondré una cabeza
De guadamecí,
Dos hilos por riendas;

Y entraré en la calle
Haciendo corvetas,
Yo y otros del barrio,
Que son más de treinta;

Jugaremos cañas
Junto a la plazuela,
Porque Barbolilla
Salga acá y nos vea;

Bárbola, la hija
De la panadera,
La que suele darme
Tortas con manteca,

Porque algunas veces
Hacemos yo y ella
Las bellaquerías
Detrás de la puerta.

Publicado en Canciones, Literatura

Nanas de la cebolla

Espléndido montaje con fotografías de la guerra civil española con música de Serrat sobre el poema de Miguel Hernández.

Miguel Hernández Gilabert murió de tuberculosis en 1942, en la prisión de Alicante. Durante su encarcelamiento escribió en una carta a su mujer:
“Estos días me los he pasado cavilando sobre tu situación, cada día más difícil. El olor de la cebolla que comes me llega hasta aquí, y mi niño se sentirá indignado de mamar y sacar zumo de cebolla en vez de leche. Para que lo consueles, te mando esas coplillas que le he hecho, ya que aquí no hay para mí otro quehacer que escribiros a vosotros o desesperarme…” .
Publicado en Exámenes

Elegía a la muerte de Ramón Sijé

Para la comprensión auditiva de la prueba de salida de un grupo nivel 8, compuesto por 8 estudiantes estadounidenses y un estudiante italiano, les puse a los alumnos este karaoke con el poema de Miguel Hernández para que contestasen a las preguntas siguientes:

1. Miguel Hernández dedica este poema.…

a) al nacimiento de su hijo.

b) al cumpleaños de un amigo.

c) a la muerte de un amigo.

2. Ramón Sijé murió muy joven

a) Verdadero.

b) Falso.

3. Miguel Hernández quiere…

a) resucitar a su amigo.

b) enterrar a su amigo.

c) rezar por su amigo.